Pérgola de hierro: la mejor opción para tu verano

Las pérgolas son grandes aliadas para los días de sol y calor. Sus diseños han evolucionado mucho y a día de hoy se pueden adaptar a prácticamente todos los gustos y estilos.

Con el calor seguro que estás pensando en añadir algún punto de sombra a tu terraza o jardín. Un lugar dónde poder descansar y charlar tranquilamente protegido del sol, del calor o del viendo. Existen múltiples opciones pero una de las más buscadas son las pérgolas de hierro.

La pérgola es un elemento arquitectónico que está compuesto por 4 columnas verticales que soportan vigas transversales. A partir de ahí solo hay que echarle imaginación porque las posibilidades son infinitas. Algunos optan por pérgolas de madera o de alumínio pero ambas tienen el mismo problema: no son resistentes. Las pérgolas son elementos exteriores y por lo tanto están sujetas a muchos cambios meteorológicos. Deben resistir bien al calor, al frío, al viento y a la humedad. Así que no queremos ni una estructura poco estable (es el caso del alumínio que al pesar poco no da mucha seguridad en días de temporal) o con necesidad de mucho mantenimiento (es el caso de la madera que se puede estropear durante la época de lluvias o incluso de nieve). Si vamos a invertir en nuestro jardín es mejor que lo hagamos pensando a largo plazo y para eso no hay mejor material que el hierro. Este resiste a todas las temperaturas y es solido y robusto.

Infinitas posibilidades

La principal ventaja de las pérgolas es que tienen infinitas posibilidades. Algunos dejan la estructura abierta para que crezcan plantas trepadoras que la vayan cubriendo. Otros prefieren cubrir con telas que se pueden poner y quitar cada vez que la usamos. Existe también la opción de cerrarla con madera u otro material que nos guste. La versatilidad es una de las principales características de las pérgolas y uno de los motivos que la hacen tan famosas en los jardines. Bajo esta estructura, podrás descansar con tu familia, leer un libro a la sombra, comer en el jardín con los amigos o hacer una cena romántica y sorprender a tu pareja

Manos a la obra

Si ya te has decidido, hay algunas decisiones que tienes que tomar antes de instalar tu pérgola. La primera es pensar dónde la quieres colocar. Piensa que se trata de una estructura de hierro que dificilmente se podrá mover de tu jardín así que piénsalo bien antes de decidir. Consúltalo con todas las personas que suelen frecuentar la casa. ¿Vais a utilizar la pérgola para descansar, para pasar tiempo en familia o para que funciones como comedor durante el verano? Todo esto tendrá influencia a la hora de elegir dónde la vas a instalar. Si decides ponerla cerca de una pared tendrás la ventaja de la estabilidad. Podrás usar el muro como apoyo y será más fácil montar la estructura. Pero si lo que buscas es un oasis de calma y tranquilidad justo en medio del jardín, pues lo mejor es certificarte que la estructura queda bien instalada. Para eso la empresa que contrates seguramente pondrá cubos de cemente ocultos bajo tierra para que le den la mayor estabilidad posible a la estructura.

Y es por eso que no te debes fiar de cualquier empresa a la hora de instalar tu pérgola. En JD7 hacemos pérgolas personalizadas. Nos adaptamos a las dimensiones, colores y diseños que más te gusten. Estamos especializado en hacer estructuras de hierro a medida. Trabajamos solo con los mejores materiales y estamos seguros que el resultado final te encantará. Llámanos o escríbenos a través de nuestro formulario online y te ayudaremos a elegir la pérgola que mejor le quedará a tu jardín y que responda a todos tus deseos y necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*