Cuidado de los muebles de hierro

Muebles y superficies de hierro: cómo cuidarlos y mantenerlos

Si para amueblar nuestra casa nos decantamos por incorporar muebles de hierro, tenemos que saber que tanto este tipo de material como sus diferentes variantes conllevan un mantenimiento, que aunque sencillo y al alcance de todos, se debe hacer de forma regular.

Como cualquier otro material, el hierro también requiere una serie de cuidados específicos que tenemos que tener en cuenta si queremos que nuestros muebles, puertas, barandillas, etc. se mantengan en perfecto estado con el paso de los años. El óxido es el principal enemigo de los muebles de hierro, pero siguiendo unos determinados consejos los muebles parecerán nuevos prácticamente cada día. También lo son la lluvia y la humedad, pero aún con esto no es difícil cuidarlos para que brillen como el primer día.

Si has elegido muebles o superficies de hierro para tu futura casa y no sabes cómo mantenerlos, ¡no dejes de leer este post!

Muebles de exterior

Aunque también en interior, la mayoría de muebles de hierro se eligen para amueblar estancias de exterior. Patios, terrazas y jardines se llenan de este tipo de muebles por su elegancia y distinción respecto a otros materiales. Sin embargo, tanto la humedad como otros fenómenos atmosféricos afectan a este tipo de muebles y propician la aparición del temido óxido.

Para prevenir y eliminar el óxido de los muebles de hierro el proceso es sencillo y se debe llevar a cabo de manera periódica. Como es lógico, este proceso varía según el nivel de “suciedad” del propio mueble.

Si apreciamos que el mueble no está demasiado sucio lo que tenemos que hacer es limpiar la superficie con una bayeta impregnada en agua con detergente o un trapo con alcohol. En el caso de que el mueble en cuestión presente ya una costra de color rojizo la mejor opción es rascar con un cepillo de cerdas metálicas o una lana de acero. De esta forma la costra que se ha formado sobre nuestro mueble desaparecerá. Si por el contrario, la costra es ya de gran envergadura y detectamos que lleva mucho tiempo formada, deberemos utilizar un potente producto desoxidante, una lija o un cepillo de acero.

Antes de llegar a estos métodos, podemos intentar prevenirlos aplicando a nuestros muebles pinturas antióxido que además de evitar que este aparezca, protegen e incluso decoran el mueble de hierro en cuestión.

Escalera de metal

En muchas viviendas las escaleras de metal son uno de los grandes atractivos. Además de por su durabilidad y resistencia, las escaleras de metal son una de las partes más elegantes de cualquier vivienda.

Lo más aconsejable para este tipo de mobiliario es limpiar en profundidad la escalera de forma periódica. Así nos aseguraremos de que la escalera mantendrá su aspecto natural durante muchos años y no se estropeará demasiado por tenerla descuidada.

El primer paso para limpiar una escalera de estas características es retirar el polvo que haya podido acumularse en la superficie con un trapo o bayeta demicrofibra de forma exhaustiva, ya que este tiende a acumularse en los rincones más recónditos. Después, con un trapo o esponja húmeda procederemos a retirar las manchas que pueda haber en nuestra barandilla secando inmediatamente con un trapo de algodón.

Si en nuestra barandilla encontramos zonas oxidadas, lo que debemos hacer es frotar con una lana de acero e ir limpiando los restos de óxido con un trapo. Tras esto, lo más aconsejable es aplicar una pintura antioxidante sobre la misma superficie limpia y seca. Para terminar y de manera opcional, podemos aplicar a nuestra barandilla un producto o cera abrillantadora especial para este tipo de material.

Muebles de interior

Aunque en menor medida que los muebles de exterior, los muebles de interior también pueden sufrir la aparición del óxido en su superficie así como el desgaste propio del paso de los años.

Para restaurar un mueble de hierro o forja el proceso es muy parecido a los que hemos mencionado anteriormente. El óxido lo quitamos con una lija o un cepillo especial para este material, y si detectamos en el mueble a restaurar restos de una pintura anterior lo más inteligente es utilizar un producto decapante para eliminarlos y poder trabajar mejor sobre una superficie más lisa. Las ventajas de los productos decapantes es que ayudan a que los restos de barniz o pintura se reblandezcan y por consiguiente sea más fácil retirarlos después.

Una vez que nuestro mueble esté limpio y libre de restos de pintura o de óxido, vamos a proceder a aplicar un producto antioxidante para evitar que el armario, estantería,  cajonera, etc. se vuelva a oxidar.

El último paso para acabar de restaurar nuestro mueble consiste en aplicar a este una pintura especial para hierro, forja, etc. En este momento podemos decantarnos por diferentes tipos de pinturas o acabados, acabando el mueble de manera que se adapte a nuestros gustos o posibilidades. Las pinturas metalizadas o los acabados en forja suelen dar buenos resultados además de convertir al mueble en algo totalmente distinto y renovado.

Cualquier tipo de mueble que elijamos conllevará una serie de cuidados de forma más o menos periódica. Dependiendo del material, los cuidados serán más o menos intensos pero esto siempre conviene saberlo si queremos que un mueble nos dure el mayor tiempo posible.

En el caso del hierro, el mantenimiento no es especialmente difícil. Es necesario vigilar la aparición de óxido y ponerle remedio cuanto antes ya que es bastante agresivo con nuestros muebles. Aparte de esto, limpiando el polvo y las manchas que puedan aparecer de forma regular y aplicando algún producto antioxidante o una pintura protectora nuestros cabeceros, escaleras o barandillas de hierro parecerán como nuevas cada día. De todos modos, si os encontráis perdidos en el mantenimiento de vuestros muebles de hierro siempre podéis preguntar a especialistas en este tipo de materiales. Ellos os dirán cuáles son los mejores productos que podéis utilizar y os aconsejarán sobre la periodicidad de los cuidados o los elementos a utilizar para aplicar dichos productos.

Si estás pensando en comprar muebles de hierro pero no sabes cómo mantenerlos, ¡te ayudamos! Llama al 918 05 88 54 o escríbenos al info@jd7group.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*